Primeras señales de la recesión en México.

Ya se cuenta con algunas cifras de la economía mexicana para el mes de marzo. Las de la industria automotriz son los primeros datos duros mensuales que se publican sobre la economía en la coyuntura. Desde  mediados de marzo, la pandemia del Covid-19 se manifestó en México con cierta claridad, lo que significó una actividad económica limitada para la segunda quincena del mes. Este hecho ya afectó a la industria automotriz y lo que publicó el Inegi es incuestionable.

En marzo, la producción de vehículos se contrajo 25.6% anual, su peor desempeño desde la crisis de 2009. La producción de Honda cayó 52.6%, la de Audi 48.6% y la de Ford 45.8%, entre otras. Solo Kia y Mazda aumentaron 11 y 15%, respectivamente. Las exportaciones de vehículos cayeron 11.9%, mientras que la venta al menudeo retrocedió 25.5% anual. Como es evidente, la industria automotriz está sufriendo una aparatosa caída.

De abril a junio las medidas de aislamiento de la población serán más estrictas que en marzo, por lo que es previsible que la afectación sea mayor y se registren caídas más agudas en esta industria. Se trata de un desplome muy parecido a del primer semestre de 2009 cuando la producción de vehículos se caía 43% anual. Esto, sin duda, afectará al sector manufacturero en su conjunto debido a que la industria automotriz es uno de sus principales segmentos.

Por su parte, el empleo también empieza a resentir estos efectos. En marzo los afiliados al IMSS reportaron un crecimiento de solo 0.7% anual, su tasa más baja desde la crisis de 2009, perdiéndose casi 131 mil empleos en el mes. Es claro que mientras sigan aumentando los casos de Covid-19 sus efectos podrían seguir extendiéndose sobre el resto de nuestra economía algunos meses más. Igual que en Estados Unidos, que reporta alzas significativas de casos de esta pandemia, México está enfrentando una recesión después de la cual empezaría el proceso de recuperación de la economía.

John Soldevilla | Chief Economist, Engen Capital

Economista con Maestría en Planeación y Desarrollo por el CIDE, así como diversos postgrados en Econometría.
Catedrático por 19 años con más de 20 años de experiencia en el sector financiero.
Especialista en el monitoreo de la economía y el riesgo para las industrias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *