Cómo continuar cuando hay sequía de liquidez.

Preguntas, preguntas y más preguntas. Un tema que es recurrente en todas las compañías de cualquier tamaño es el de la liquidez: ¿Tengo la suficiente para operar en los siguientes meses? ¿Las cuentas por cobrar, las inversiones por vencer son suficientes para cubrir pasivos en el corto plazo? No tengo liquidez, ¿cómo la puedo obtener? ¿El arrendamiento puro y el arrendamiento financiero son opciones para mi? Ya tengo maquinaria pero necesito liquidez para operar, ¿sale & lease back es una alternativa viable? ¿Podré encontrar un plan financiero acorde a mis necesidades?

La lista de preguntas puede ser muy larga y parte del inicio de un plan. En Engen Capital sabemos que sin capital es muy difícil, imposible en algunos casos, que un negocio de recién apertura o con tiempo en el mercado pueda operar. La dificultad o la imposibilidad puede depender del sector, del mercado (si es interno o externo), la ubicación geográfica, los pasivos a cubrir o los requerimientos fiscales, incluso. En el caso de las manufacturas se requiere de maquinaria especializada, de una línea de producción, una base de clientes y, en el mejor de los casos, una lista de pedidos que cubrir. Pero, ¿qué pasa cuando se han parado las actividades, la lista de pedidos se ha cancelado y se espera volver a las actividades en medio de una sequía de liquidez? ¿Qué pueden hacer las compañías que necesitan liquidez ante la crisis del Covid-19?

Las respuestas a estas dos preguntas tienen que ver con los cuestionamientos iniciales y Engen Capital te ayuda a responderlas enfocándose en tu negocio y sus particularidades. Si se tratara de adquirir nueva maquinaria por obsolescencia, capacidad de producción o diversificación de productos, por ejemplo, tal vez la opción sería un esquema de arrendamiento puro o  arrendamiento financiero estructurados a la medida de tus recursos iniciales y tu plan financiero, considerando en este los beneficios fiscales que las dos figuras aportan en cuanto al IVA e ISR.

Pero si fuera el caso de una empresa maquiladora con tecnología de vanguardia, mercado listo para la reapertura de actividades y producción comprometida, la solución podría ser monetizar activos propios a través del esquema de sale & lease back. Si así fuera deberías tener en mente otras preguntas: ¿Con qué activos cuento? ¿Cuáles son mis planes para la reactivación y continuidad?

Con sale & lease back, Engen Capital podría comprar tus activos y arrendártelos con la opción de que al final del plazo los vuelvas a adquirir ejerciendo la opción de compra (también podrías optar por equipos de nueva generación), mientras tanto podrías obtener liquidez. La compra y posterior renta sería una transacción personalizada, lo que te otorgaría una ventaja para tu planeación financiera a la que contribuyen los beneficios fiscales de esta figura, como convertir deuda en arrendamiento puro para hacer deducible de impuestos el pago de las rentas o recuperar el IVA pendiente por cobrar al compensarlo contra el IVA que paga Engen Capital al momento de comprar el equipo. Otra ventaja radica en el hecho de que, si la factura del activo no tiene más de seis meses, Engen Capital la paga a valor factura; o, si tiene más de este tiempo, hace un avalúo que convenga a las partes.

En la coyuntura que hoy nos ocupa, las figuras de arrendamiento puro, arrendamiento financiero o sale & lease back te pueden dar la liquidez que necesitas. Acércate a Engen Capital, sus expertos te pueden ayudar a encontrar la mejor solución, ofrecerte un plan y establecer los pagos de acuerdo a tus flujos de liquidez, así como a las previsiones y los diversos escenarios a los que te puedas enfrentar y, si es necesario, a valuar tus activos porque, pese a los escenarios negativos del primer trimestre, se espera que en muchos sectores la producción retome su ritmo una vez que las actividades se normalicen y tú estás en los planes.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *