¿Cómo funciona el leasing?

Cómo funciona el leasing

El leasing es una alternativa de financiamiento que permite a las empresas sustentar sus estrategias de crecimiento sin descapitalizarse. En un mercado tan complejo como el de hoy, las compañías requieren de maquinaria y equipos de vanguardia para mantener su competitividad, pero ¿cuánto dinero nos costaría invertir en ella? 

La solución a esto está en el leasing, una modalidad que nos permite dotar a nuestra empresa con equipos modernos sin tener que comprarlos, incrementando la rentabilidad de las organizaciones.

¿Qué es el leasing? 

El leasing es un término que, en español, se traduce como “arrendamiento”. Por ejemplo, en lugar de comprar la maquinaria para los procesos productivos, muchas empresas optan por arrendarlas, obteniendo los derechos de uso con la condición de hacer pagos regulares por un periodo determinado (rentas).

Gracias al leasing, las empresas pueden acceder a activos productivos de primer nivel sin descapitalizarse, una alternativa de financiamiento para invertir en:

¿Cuántos tipos de leasing existen?

Para que puedas tomar una decisión acertada a la hora de financiar la incorporación de activos productivos, estos son los tipos de leasing que podemos encontrar en el mercado y sus características: 

  1. Arrendamiento financiero.Nos permite adquirir maquinaria y equipo a través de un contrato de pago de rentas durante el plazo del financiamiento, y con la opción de adquirir la maquinaria al final.
  2. Arrendamiento puro. Este modelo nos ayuda a garantizar equipos modernos para nuestra empresa sin descapitalizarnos, a cambio de una renta mensual deducible de impuestos. Cuando finalice el plazo, tendremos la opción de comprar los equipos, extender el plazo del arrendamiento o devolverlos para reemplazarlos.

Ventajas del leasing

Cuando las empresas piensan en adquirir determinados equipos o maquinaria, la inversión necesaria para comprarlos es lo que tiende a frenarlas. Sin embargo, con el leasing pueden utilizarlas pagando cómodas cuotas mensuales.

Además, es una excelente alternativa para evitar la obsolescencia. Algunas compañías invierten en equipos que, con el tiempo, dejan de ser útiles o ya no funcionan. Tampoco invierten en repararlos porque, a veces, ni siquiera vale la pena (por la antigüedad de los activos).

En cambio, con el leasing pueden renovar constantemente los equipos sin requerir de fuertes inversiones, evitando la depreciación de los activos.

Las empresas que entienden cómo funciona el leasing y lo aprovechan a su favor pueden evitar convertir sus fábricas y depósitos en cementerios de máquinas obsoletas. Al mismo tiempo, con tecnología moderna, la fuerza de trabajo es más eficiente y productiva sin que esto implique necesariamente comprar máquinas costosas. 

En definitiva, el arrendamiento puro (o leasing), conlleva ventajas únicas para las compañías:

  • Elimina el riesgo de obsolescencia.
  • Mejora el capital de trabajo y la liquidez.
  • Liberación de garantías de otros créditos con estructuras sobre garantizadas.
  • Los pagos (rentas) son 100% deducibles.

Engen Capital: facilitando el acceso a activos productivos

Habiendo aclarado cómo funciona el leasing, es necesario precisar la importancia de analizar las diversas ofertas presentes en el mercado, para así optar por un arrendamiento puro que se ajuste a los requerimientos de tu empresa.

En Engen Capital ofrecemos el arrendamiento puro que necesitas en tu negocio. Además de obtener los beneficios detallados anteriormente, nuestra solución cuenta con:

  • ProgressPayment. Puedes adquirir equipamiento con proveedores locales o extranjeros (y te ayudamos con la importación del equipo), con la tranquilidad de apoyarte en nosotros para hacer el pago de los anticipos a los proveedores, los cuales constituirán el valor total del activo estipulado en el contrato.
  • SimplyBuy®. Esta alternativa te permite adquirir múltiples activos sin tener que firmar diversos contratos y apoyándote en nosotros para realizar los pagos. Luego, agrupamos todas las adquisiciones y las plasmamos en un solo contrato de arrendamiento puro.

Mediante el servicio de arrendamiento puro, podemos actualizar la línea productiva de nuestra empresa sin agotar capital y con la garantía de que, cuando se requiera, tenemos la opción de devolver la maquinaria y elegir el equipo que necesitamos. 

2 pensamientos sobre “¿Cómo funciona el leasing?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *