6 mecanismos de financiamiento empresarial

En algún momento, todo negocio necesita acudir al financiamiento empresarial para evolucionar y crecer sin descapitalizarse. Por eso, para tomar una decisión acertada, es clave conocer qué alternativas existen y cuáles son las características de cada una.

Aunque existen diversas fuentes de financiamiento empresarial, en México predominan los proveedores. De acuerdo con una Encuesta de Financiamiento realizada al cierre del 2020, un 77% de las organizaciones recurrió a este método y tan solo 27% a la banca comercial. Sin embargo, hay otras opciones que vale la pena conocer. 

Principales fuentes de financiamiento empresarial

Si tu negocio está recién comenzando, las siguientes son las principales estrategias de financiamiento a las que puedes acceder

1. Programas gubernamentales

Los programas gubernamentales en México están destinados, principalmente, a emprendimientos con gran potencial de crecimiento. 

En ese sentido, una de las principales alternativas es el nuevo Sistema Emprendedor, una plataforma digital para solicitar apoyo financiero en el Fondo Nacional Emprendedor, facilitando la gestión de las convocatorias.

Otro ejemplo de financiamiento gubernamental lo constituye el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), que permite la creación de infraestructura de gran impacto social a través de la participación de privados.

2. Fondos de capital de riesgo

Otra de las estrategias de financiamiento son los fondos de capital de riesgo. En este mecanismo, personas externas a nuestra empresa hacen una inversión para sustentar estrategias de crecimiento, compartiendo tanto los riesgos como las ganancias.

En México, la recaudación por capital de riesgo ha venido en aumento, alcanzando cerca de los 1.800 millones de dólares en 2019, dando cuenta del crecimiento que ha tenido esta opción de financiamiento en el país.

3. Aceleradoras

Las aceleradoras de negocios interceptan empresas en su fase de crecimiento o expansión y las ayudan con apoyo económico y mentoría. Estas entidades suelen estar vinculadas con otras empresas que ofrecen apoyo con su experiencia, procesos e infraestructuras.

4. Fondeo colectivo

El fondeo colectivo, también conocido como crowdfunding, es un modelo de formación de capital en el que se juntan muchas personas para financiar un proyecto. 

Cualquier persona u organización con un capital ahorrado puede participar. Desde luego, quienes aportan recursos obtienen beneficios que son previamente pactados.

Ahora bien, para compañías que ya cuentan con trayectoria y pueden demostrar el éxito de sus operaciones, los siguientes son algunos ejemplos de fuentes de financiamiento empresarial a las que pueden acudir:

5. Créditos empresariales

Los créditos empresariales son ofrecidos por diversas instituciones financieras y son una fuente de financiamiento bastante común. Las organizaciones reciben liquidez de forma inmediata, con la obligación de pagar una serie de cuotas (más una tasa de interés) en un plazo determinado.

6. Arrendamiento puro

Es, probablemente, una de las mejores alternativas de financiamiento. Con el arrendamiento puro, en lugar de comprar determinados equipos o maquinaria, se los arrendamos a una empresa y, a través del pago de rentas, podemos hacer uso de tales activos.

Esta es una estrategia de financiamiento bastante interesante porque:

  • No comprometemos nuestro capital.
  • Las rentas son 100% deducibles, permitiéndonos reducir la carga fiscal.
  • Nos permite modernizar los activos de forma constante, evitando la obsolescencia.
  • Facilita el crecimiento sostenido y la buena salud financiera.

Además de lo anterior, las entidades que ya cuentan con operaciones y pueden demostrar rentabilidad pueden acudir a otras alternativas, como incorporar nuevos socios o que los mismos socios la capitalicen. Todo depende de las necesidades e intereses de cada compañía.

Engen Capital: financiando el crecimiento de las empresas

El arrendamiento puro es una opción de financiamiento ideal para medianas y grandes empresas que quieran expandirse pues, básicamente, nos permite adquirir activos productivos sin descapitalizar nuestro negocio.

En Engen Capital te ofrecemos el arrendamiento puro que tu negocio necesita, para que puedas enfrentar las estrategias de crecimiento de manera sostenida y sin arriesgar la estabilidad económica de tu empresa pues, además de los beneficios que mencionamos anteriormente, nuestra solución ofrece:

  • ProgressPayments, un programa a través del cual te ayudamos con la compra de activos a proveedores locales y extranjeros (y te ayudamos con la importación), dejando en nuestras manos el pago de los anticipos que, luego, constituirán el valor del equipo.
  • SimplyBuy®, alternativa que te permite adquirir diversos activos de manera fácil. Te ayudamos con los pagos y agrupamos todas las transacciones en un solo documento, que luego se traspasa a un contrato de arrendamiento puro.

En Engen Capital sabemos lo importante que es mantenerse en crecimiento y a la vanguardia en lo que a activos productivos respecta. Por eso, queremos ser la opción de financiamiento que tu empresa necesita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *