Ante algunos resultados positivos, los analistas del mercado mejoran sus perspectivas económicas para 2021-2022

Ante algunos resultados positivos, los analistas del mercado mejoran sus perspectivas económicas para 2021-2022

No hay duda, y así lo corroboran las cifras publicadas recientemente, las perspectivas económicas de México mejoran significativamente para este año. Esto, de manera simultánea a la recuperación económica mundial, particularmente la de Estados Unidos. Aunque la inflación se ha elevado, mejora un tanto el ambiente para el crecimiento económico, en condiciones en que los mercados financieros se mantienen en orden.

Según la encuesta de Banxico a los analistas del mercado, el PIB “rebotaría” 17.3% anual en el segundo trimestre, para luego moderarse y retornar a la “normalidad” a lo largo del próximo año. Se empieza a percibir cierto avance en la inversión y el consumo, dos componentes vitales de la actividad productiva.

Al margen del efecto base que ya hemos comentado ampliamente, el mercado mejora sus perspectivas de crecimiento para este año, ahora a 5.16% desde el previo de 4.76%. El analista encuestado más pesimista piensa que creceremos 3.9% vs el más optimista que estima un 6.7%. Estos números seguramente van a mejorar significativamente en la siguiente encuesta.

De manera complementaria, la SHCP revisó al alza su estimación del PIB para este año, esta vez hasta 6.5% desde el 5.3% previo. Asimismo, el Banco de México hizo lo propio, esperando ahora que nuestra economía crezca en un rango mínimo de 5% a un máximo de 7% (6% como punto central vs el previo de 4.8%). También esperan que el PIB crezca 3% en 2022.

Pese a que el mercado espera que la inflación baje hacia casi 3% en un año, piensa que las tasas podrían subir hasta alrededor de 4.4% a fines de 2022 y hasta 4.8% a mediados de 2023. La pregunta es ¿por qué subirían las tasas de interés si la inflación tiende al 3%? Inclusive, en la encuesta de Citibanamex puede verse que algunos bancos ya estiman que la tasa se eleve hasta 5.50% hacia fines de 2022.

Finalmente, tras las presiones inflacionarias de marzo-mayo, los analistas mejoran considerablemente sus perspectivas inflacionarias para los siguientes doce meses. El mercado piensa que la inflación ya estaría en 3.3% anual en mayo del próximo año, retornando a la normalidad. Lo mismo espera el Banco de México.

Conoce más en nuestra sección de Estudios Económicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *