Arrendamiento puro: la mejor alternativa para enfrentar la crisis

Arrendamiento puro

El arrendamiento puro es una opción de financiamiento que le da la oportunidad a las empresas de contar con un capital de trabajo sin verse afectada. Esta alternativa supone una gran ayuda sobre todo en tiempos de crisis como la que se está viviendo desde que la pandemia por COVID-19 comenzó, donde incluso se calculó que 9 de cada 10 empresas sufrieron por la falta de pago a tiempo de sus compradores.

Asimismo, hay que considerar que la crisis económica actual ha generado una severa caída en el nivel del PIB nacional al cierre del 2020, sumando una contracción del 8,5%. Este registro es el más grande desde la década de los años treinta, pues en ese entonces se estima que el PIB se contrajo en un 14,9%. 

Esta situación de incertidumbre económica ha impactado en diferentes sectores industriales. Por consiguiente, resulta indispensable encontrar opciones viables para avanzar en el desarrollo de una empresa y mantener sus finanzas en buen estado incluso en contextos de crisis.

¿Qué es arrendamiento puro? 

El servicio de arrendamiento se efectúa entre dos partes mediante un contrato, donde la parte arrendadora o prestadora le renta un bien a un arrendatario. La parte que recibe el bien puede utilizarlo por el tiempo establecido que se pacte en el contrato, con la diferencia de que en el arrendamiento puro se puede optar por comprar, extender el plazo fijado o devolver el activo para arrendar otro más actualizado.

Este tipo de esquema financiero permite que las empresas puedan hacer uso de máquinas, vehículos, fuentes para generación de energía, equipos médicos e industriales, entre otros tipos de activos estratégicos para su operación. Cabe destacar que este modelo de financiamiento empresarial tiene un gran potencial de crecimiento en México, donde se estima que la cartera de arrendamiento puro tiene un valor superior a los 100,000 mdp

¿Por qué es la mejor alternativa para enfrentar la crisis?

Como una opción para la incertidumbre económica actual, el arrendamiento puro es ideal para contar con capital de trabajo de largo plazo, ya que se pueden aprovechar los distintos equipos y activos para las operaciones en la empresa, manteniendo liquidez y activos modernos.

En el mismo sentido, se puede optimizar la estructura de deuda al contar con este tipo de financiamiento empresarial. Esto se explica porque es posible refinanciar los pasivos al eficientar garantías, dando como resultado la reducción del porcentaje de deuda en el corto plazo y así recomponer el balance.

Además, funciona como un gran apoyo en las compañías para simplificar y potenciar la administración de los recursos o servicios, llevando un control del flujo de las operaciones para el buen estado de las finanzas sin tener que descapitalizarse. Así, se pueden tener herramientas en renta, servicios integrales para la gestión de flotas de vehículos, la importación de equipos y/o financiamiento de anticipos.

Inclusive, con el arrendamiento puro se genera un gran ahorro en comparación con la compra total de los activos o al adquirir un crédito bancario. Esto porque las ventajas fiscales del arrendamiento permiten mejorar las operaciones de la empresa con los activos más actualizados y deduciendo el 100% de la renta, ya que cuenta como gasto operativo.

Ahora que ya sabes qué es arrendamiento puro, aprovecha los beneficios de tener la mejor infraestructura en tu compañía y obtén mayor liquidez para hacerle frente a las crisis e incertidumbre económica que puedan surgir en el sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *