¿Cómo reducir los costos de operación de una empresa?

Si bien, reducir costos de operación es un objetivo que las compañías deberían alcanzar a través de una adecuada administración y gestión de sus finanzas, los tiempos de crisis representan un desafío incluso para aquellas que cuentan con una estrategia para optimizar costos en función de sus estados de resultados. 

Debido a esto, es bueno tener presente algunas medidas para conservar la liquidez sin afectar la operación y productividad, especialmente en tiempos de mayor incertidumbre económica

Medidas para reducir los costos de operación

Algunas de las alternativas posibles de considerar para la reducción de costos operacionales son: 

Reducir, pero no eliminar

Pese a que las crisis pueden hacer pensar en la necesidad de eliminar de raíz algunos gastos. Sin embargo, debemos evaluar de manera cuidadosa cómo reducir aquellos costos operacionales que estén directamente relacionados con la calidad del producto, la motivación de los trabajadores o el servicio al cliente.

Conservar la solvencia como prioridad

En situaciones de crisis, la gerencia debe cambiar su enfoque en los estados de resultados, por uno que evalúe el estado del flujo de efectivo. A medida que la economía mejore, será posible volver a los estados de resultados como herramienta para la toma de decisiones.

Disminuir el inventario

Una de las medidas para la reducción de costos operacionales, es disminuir al máximo los niveles de inventarios, bien sea que se trate de inventario de productos terminados, en proceso o materias primas.

Renegociar cuentas por pagar o cobrar

Un factor determinante para el riesgo o la supervivencia de las empresas es la liquidez. De ahí que la renegociación de cuentas por pagar o por cobrar, analizando la situación de cada uno de los clientes o proveedores, puede ser clave. 

Repensar la cadena de valor

Una forma de disminuir los costos de operación es evaluar el estado en que se encuentra la cadena de valor actual y buscar adecuarla buscando disminuir el gasto sin que afectar la capacidad productiva o calidad de los productos o servicios que se ofrecen.

Implementar el teletrabajo

La renta, mantenimiento y pago de servicios de instalaciones físicas son gastos fijos que la digitalización ha permitido suprimir gracias al teletrabajo, una ventaja que, con una adecuada infraestructura y sistemas de ciberseguridad podría volverse permanente, siendo una alternativa para disminuir los costos de operación.

Analizar en detalle créditos y descuentos

Es común que en tiempos de crisis, algunos proveedores ofrezcan oportunidades de pagos a plazos, descuentos por volumen o beneficios adicionales por fidelización, por lo que es conveniente prestar atención a sus comunicaciones, o directamente hablar con ellos y revisar la posibilidad de acuerdos que beneficien a ambas partes. 

Invertir en tecnologías de automatización

En el mundo actual, la automatización de procesos es sinónimo de optimización de recursos. Esto, debido a que con ello se obtienen resultados más rápidos, disminuyen los tiempos de respuesta y se tiene la posibilidad de detectar a tiempo cualquier fallo. Por ejemplo, un software administrativo puede ser de ayuda para optimizar tareas complejas y evitar posibles errores de contabilidad, mientras que uno de CRM puede potenciar el servicio, brindar una mejor atención posventa y un adecuado seguimiento a las necesidades de los clientes.

Maquinaria, tecnología, transporte, energía e inmuebles son algunos de los activos a los que puedes acceder mediante soluciones de arrendamiento puro como la que ofrecemos en Engen Capital, con la que pagarás rentas más pequeñas por el uso del activo y al finalizar el contrato podrás decidir entre adquirirlo, extender el plazo de arrendamiento o devolvérnoslo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *