México necesita crecer 4% anual, para lo cual es indispensable que la inversión lo haga al 8%. No hay otra manera de lograrlo

México necesita crecer 4% anual, para lo cual es indispensable que la inversión lo haga al 8%. No hay otra manera de lograrlo

Solamente cuando la inversión crezca a tasas elevadas, la economía mexicana estará lista para crecer. No hay otra manera de lograrlo, ni promoviendo el consumo privado ni el gasto público, como tampoco a través de las exportaciones. A México le urge que la inversión crezca 8% promedio anual para que nuestra economía crezca alrededor del 4% anual a largo plazo. 

La coyuntura de la inversión: una recuperación insuficiente

Por lo pronto, la coyuntura para la inversión sigue siendo compleja. En el Programa económico para 2022 no hay aún señales claras de que se quiera priorizar a la inversión. Aunque después de la crisis del año pasado la inversión ha mostrado ciertas señales de avance, ésta es insuficiente como para impulsar a la actividad económica del país. La urgencia de invertir radica en que México es uno de los países de la región con menor coeficiente de inversión.

La inversión retrocedió 1.8% en junio con respecto a mayo. Tras cierta recuperación hasta el mes de marzo, la inversión se ha detenido y hace una pausa, todo esto en medio de un repunte de la pandemia. En todo caso, esta caída es la más fuerte que se haya observado desde septiembre del año pasado.

A nivel de sus componentes, destaca la fuerte caída de la inversión en obras de construcción, con -2.9% mensual, mientras que la inversión en maquinaria y equipo retrocedió 0.4%, siendo un segmento que en general ha observado un mejor desempeño en esta etapa post crisis.

Con las cifras de junio, el nivel de inversión en este momento se ubica un 4.4% por debajo de su nivel de febrero del año pasado, justo antes de la pandemia. Además, su valor actual es 18% inferior a su máximo histórico logrado hacia mediados del año 2018. El reto para la inversión es de grandes dimensiones, ya que igualar su máximo histórico podría darse hacia finales de este sexenio.

La necesidad de invertir para el largo plazo

El gran mensaje es que urge invertir montos considerables para que la economía crezca a las tasas deseadas. Inicialmente se pretendía que la economía creciera un 4% anual durante este sexenio; sin embargo, la realidad está siendo radicalmente distinta. 

Se estima que el PIB crecería solo alrededor de 1.2% promedio anual durante 2019-2024, muy distante de la meta gubernamental. La explicación radica en que el país no está invirtiendo lo suficiente. Para lograr la meta de crecimiento es indispensable que la inversión crezca de manera sostenida y a largo plazo a tasas del 8% o más en promedio anual.

Después de retroceder más de 18% el año pasado, la inversión crecería 11% en este año y con expectativas solo moderadas para los siguientes años. En el programa económico de 2022 no se identifican políticas claras para incentivar la inversión.

Conoce más en nuestra sección de Estudios Económicos de Engen Capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *