¿Por qué recurrir a fuentes de financiamiento empresarial?

Desde el año 2020, la situación relacionada con la pandemia por COVID-19 ha generado cambios radicales en el funcionamiento de las empresas, derivando en una notable disminución de ingresos y liquidez y al aumento de deudas. Debido a esto, las fuentes de financiamiento empresarial se han convertido en algo fundamental.

De hecho, en el primer trimestre del año 2021, se registra que un 65.8% de empresas utilizó financiamiento de diversos proveedores. Aunque obtener un crédito para financiar operaciones siempre ha sido reconocido por impulsar el crecimiento empresarial, en el contexto actual también ha ayudado a muchas empresas a ser resilientes ante la crisis.

Importancia de contar con fuentes de financiamiento empresarial

A nivel nacional, la banca comercial y los proveedores financieros son las fuentes de financiamiento empresarial más utilizadas, siendo la segunda opción la más utilizada gracias a las oportunidades que entregan.

Una de las razones principales por las que podemos solicitar financiamiento es para garantizar la liquidez de la empresa. Si no tenemos capital, no podremos cumplir con las necesidades económicas de su operación y cada vez se hará más cuesta arriba la recuperación. Además, gracias a este recurso financiero podemos obtener los activos necesarios, de forma inmediata, y pagarlos en plazos más cómodos y convenientes.

Se debe tener presente que el financiamiento puede servir para cualquier empresa, aunque aquellas que se vieron más afectadas durante la pandemia pueden encontrar esta forma de obtener recursos en algo que les genere muchos beneficios.

¿Qué buscar en una oferta de financiamiento empresarial?

Cada empresa tiene sus propias necesidades y posibilidades, por lo que al solicitar un financiamiento empresarial es importante buscar una solución adaptada a las necesidades específicas de nuestro negocio. Así que, debemos tener en cuenta detalles como los siguientes:

  • Tipo de moneda. También es ideal que nos den la oportunidad de pagar en monedas como el dólar, además de en pesos mexicanos.
  • Opciones de pagos. De acuerdo a nuestras posibilidades, vamos a querer buscar cuotas fijas o escalonadas que nos permitan mayor flexibilidad.
  • Costo total. Es importante comparar entre los costos totales de las diferentes fuentes de financiamiento empresarial.
  • Plazo. Mientras más extenso sea el plazo, menores serán las cuotas. Debemos buscar un crédito que nos entregue la mayor comodidad para asumir la deuda.

¿Cómo planear el crecimiento de una empresa?

Como hemos visto, el financiamiento empresarial puede servir como precaución ante contingencias económicas (como la actual) o para acelerar el crecimiento de nuestro negocio.

Si queremos saber cómo planear el crecimiento de una empresa, desde un punto de vista general, esto es lo que debemos considerar:

  • Primero debemos identificar los objetivos de crecimiento, a corto, mediano y largo plazo. Estos pueden consistir en aumentar las ventas, diversificar el negocio o su expansión a nuevos mercados.
  • Una vez identificados los objetivos, debemos fijar las estrategias y acciones que nos permitirán alcanzarlos.
  • Luego, deberemos definir la inversión necesaria que nos permitirá crecer. Teniendo esto en cuenta, finalmente podremos elegir un mecanismo de financiamiento empresarial que nos ayude a alcanzar los objetivos planteados.

En Engen Capital contamos con servicios de financiamiento especializados que nos permite buscar la solución que más se adapte para cada área de tu empresa, tales como energía, inmuebles, salud, transporte, tecnología y otras más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *