Ventajas del arrendamiento financiero

Toda empresa necesita de diversos activos que le permitan mantener la competitividad y responder a la demanda del mercado. Sin embargo, la inversión en tecnología es costosa y, si no se hace correctamente, puede conllevar riesgo de descapitalización, por lo cual en estas situaciones es más conveniente aprovechar las ventajas del arrendamiento financiero. 

¿Qué es arrendamiento financiero y cómo opera?

Todos los equipos utilizados para las operaciones comerciales son activos importantes de la empresa, pero hay un problema: pierden valor con el tiempo. También necesitan de mantenimiento periódico y, con los años -a medida que salen al mercado nuevas tecnologías- quedan obsoletos.

El arrendamiento financiero permite a las empresas enfrentar sus inversiones sin incurrir en los riesgos anteriores, convirtiéndolo en una excelente instrumento de financiamiento-.

Pero ¿qué es arrendamiento financiero? La Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito lo define como un contrato donde el arrendador concede el uso temporal de determinados activos, durante un plazo determinado, al arrendatario, quien podrá ser una persona física o moral. 

A su vez, el arrendatario se compromete a pagar las cuotas que se hayan establecido en el contrato.

En otras palabras, cuando firmamos un contrato de arrendamiento financiero se garantiza el derecho de uso de los activos que necesitamos -ya sea vehículos, tecnología o maquinaría- sin necesidad de comprarlos

Ahora, si al final del periodo de arrendamiento decidimos quedarnos con los equipos, también tenemos la posibilidad de hacerlo a través de un pago simbólico. En caso contrario, puedes devolver los equipos y reemplazarlos por otros con mejor tecnología.

¿Cuáles son las principales ventajas del arrendamiento financiero?

Uno de los principales beneficios del arrendamiento financiero es que se trata de un modelo de financiamiento muy flexible y que se puede personalizar para ajustarlo a nuestras necesidades. En la misma línea, ofrece ventajas que vale la pena considerar:

  • El arrendatario deduce la depreciación y los intereses reales.
  • Aumenta la liquidez en tu negocio gracias a que permite obtener activos a través de cómodos pagos mensuales.
  • Opción de compra al terminar el contrato a través de un pago simbólico.
  • La planeación financiera puede mejorar mucho con un modelo de arrendamiento financiero, ya que los esquemas de pago son flexibles, que pueden ser mensuales o trimestrales, adelantados (al inicio del período) o vencidos (al final del periodo), nivelados (iguales), crecientes (low-high), decrecientes (high-low), estacionales cíclicos.
  • Se elimina el riesgo de descapitalización, ya que no será necesario realizar grandes inversiones para adquirir determinados activos.

Con el arrendamiento financiero tenemos la oportunidad de impulsar el crecimiento de nuestro negocio de manera sostenida. Sin embargo, al momento de elegir un proveedor de servicios es importante buscar una empresa confiable. En Engen Capital tenemos más de 25 años de experiencia en soluciones de financiamiento de activos productivos.

Contamos con el arrendamiento financiero que tu empresa necesita, con las mejores condiciones del mercado para que puedas apalancar el crecimiento de tu negocio sin riesgo de descapitalización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *