Crédito empresarial: una elección inteligente

Impulsar el crecimiento de un negocio en tiempos de crisis depende, en muchos casos, de la obtención de un crédito empresarial, por lo que su elección debe ser analizada con mucho cuidado.

De acuerdo con datos del INEGI, derivado de la crisis de 2020 desaparecieron en México más de un millón de empresas, y si bien las medidas para el control de la crisis sanitaria han tenido repercusiones positivas para la reactivación de la economía, lo cierto es que algunos de sus efectos sobre la actividad empresarial permanecen. 

Situación del otorgamiento de crédito en Instituciones financieras en México

Ante la incertidumbre económica en 2020, los bancos mostraron una actitud conservadora respecto a un mayor otorgamiento de créditos empresariales. A manera de paliativo, las instituciones financieras en México optaron por evaluar opciones de reestructuración de los créditos a empresarios y empresas que ya contaban con uno. 

En este contexto, se observó que en 2020, el 77% del financiamiento empresarial fue obtenido a través de proveedores  y solo el 31.5% corresponde a créditos otorgados por la banca comercial. 

Además, si bien en el Q2 de 2020 el crédito a grandes empresas repuntó, aquella tendencia ha ido disminuyendo. Por otro lado, en el caso del crédito para las MiPyME, se ha mantenido una caída sostenida desde 2018, siendo el financiamiento empresarial a largo plazo algo que cada vez se les dificulta más a las empresas del país, especialmente a las de menor tamaño.

Otras alternativas de financiamiento empresarial a largo plazo

En el caso de las medianas empresas, una buena opción a considerar como herramienta de financiamiento es el arrendamiento puro; un producto de bajo riesgo y enfocado en el mismo activo.

Este esquema consiste en un contrato entre dos partes: la que ofrece un bien en renta (arrendador) y la que tiene el uso o goce de dicho de un activo (arrendatario). Su diferenciador respecto a otro tipo de soluciones es que el arrendador paga un valor mensual por el uso del activo sin tener que descapitalizarse y al término del contrato puede controlar la obsolescencia del activo al contar con opciones flexibles.

Haz crecer tu negocio con financiamiento empresarial

Solicitar un crédito empresarial es una solución inteligente cuando se adecua a las características y necesidades de nuestra empresa y en donde los créditos a empresarios pueden considerar los siguientes beneficios:

  • Consolidación de una deuda. Refinanciamiento de pasivos, reducción del porcentaje de deuda a corto plazo o consolidación de la misma.
  • Inyección de liquidez a la empresa. Un factor clave para la resiliencia de las compañías, al permitir la generación de empleos y la inversión permanente en activos o bienes de capital.
  • Acceder a activos de última generación. Para fines diversos como la inversión en tecnologías alineadas con la digitalización y automatización de procesos o la inversión en proyectos sustentables.

En Engen Capital somos una financiera especializada en soluciones de financiamiento y crédito empresarial en México. Diseñamos nuestra oferta a medida para adaptarnos al ritmo y los planes de crecimiento de tu negocio. Con esta finalidad, nuestros productos se caracterizan por una estructura flexible, en términos y condiciones a la medida según tus necesidades, ofreciéndote una variedad de opciones de amortización, tasas fijas o variables y financiamiento para uno o varios activos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *