El sector industrial de Estados Unidos ya salió de la crisis

El sector industrial de Estados Unidos ya salió de la crisis

Tras la crisis, la recuperación industrial de algunos países ha sido lenta y aún se ubican por debajo de la prepandemia. La crisis en la cadena de suministros ha afectado de manera particular al sector industrial, cuya salida está condicionada a resolver estos ‘cuellos de botella’, lo que se daría solamente hacia finales de 2022.

En Estados Unidos, su sector industrial llegó a contraerse más de 16% anual en los meses críticos de abril y mayo del año pasado. Desde entonces, este sector se ha recuperado gradualmente, al punto que en octubre de este año su nivel ya está por arriba de febrero del año pasado. Lo anterior significa que ese sector ya dejó atrás la crisis y está listo para reiniciar su proceso expansivo.

El sector industrial norteamericano creció 5.1% anual en octubre. Aunque aún prevalece un efecto estadístico derivado de la caída de octubre del año pasado, los avances han sido significativos. Este repunte se explica por la política monetaria y fiscal, además del dinamismo de sus exportaciones. 

Pero también ha sido fundamental el éxito en el proceso de vacunación de la pandemia y la forma como ha sido manejada esta crisis. Esto último ha permitido reanudar de manera generalizada las actividades productivas en ese país. La producción industrial de Estados Unidos crecería 5.6% en este año, que le sigue a dos caídas consecutivas: -0.8% en 2019 y -7.2% en 2020.

La Eurozona y México aún están estancados

Mientras en Estados Unidos la producción industrial se mantiene al alza, en México se ha estancado en el último semestre y su recuperación es lenta. En septiembre reportó un crecimiento de 1.7% anual, observando una significativa desaceleración con respecto a los meses previos. De esta manera, su nivel se ubica actualmente más de 4% por debajo aún de febrero del año pasado, previo a la pandemia.

La producción industrial de México también ha sido afectada por la escasez de insumos a nivel mundial, los problemas de logística y los elevados precios de las materias primas. Tras la caída de 9.8% en 2020, el sector industrial local se recuperaría 7.1% en este año y con tasas medianamente elevadas para los siguientes años. En cierta forma, este sector está condicionado al desempeño industrial de Estados Unidos, especialmente nuestro sector manufacturero.

La eurozona enfrenta una situación parecida a la de México, cuyo sector industrial se ha estancado desde finales del año pasado. Aunque en septiembre creció 4.6% anual, más bien se trata de un efecto estadístico derivado de la caída de hace un año. Aunque la tasa de interés de la Eurozona se mantiene en 0.0% por sexto año consecutivo, la reactivación de su economía es lenta. En otros países, la recuperación industrial también es lenta.

Conoce más en nuestra sección de Estudios Económicos de Engen Capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *