4 beneficios del financiamiento leaseback

La crisis sanitaria generó un impacto considerable en la liquidez de las empresas. Muchos bancos se negaron a entregar créditos y luego redujeron los montos en sus líneas crediticias. Aunque en 2021 la situación ha mejorado, la falta de liquidez sigue siendo un problema que impacta directamente a la cadena productiva local. No obstante, en este tipo de situaciones podemos recurrir a un mecanismo conocido como leaseback.

Para el financiamiento de una empresa también podemos acudir a otras figuras en diversas entidades financieras, pero este método es una gran opción en situaciones particulares. Aquí veremos sus principales características y los beneficios que nos otorga.

Características del financiamiento leaseback

También conocido como sale and lease back, consiste en una operación doble en donde vendemos un activo y lo arrendamos al mismo tiempo. Para hacerlo más fácil de entender, veámoslo a través de un ejemplo.

Supongamos que tenemos un tractor en nuestra empresa y está a nuestro nombre. Al ejecutar una operación de crédito leaseback, lo que hacemos es vender el tractor a una empresa financiera por su valor de mercado y el activo pasa a estar a nombre de la misma. Simultáneamente, se lo arrendamos al nuevo propietario, por lo que igualmente podremos utilizar el activo, pero a cambio de una renta durante un plazo determinado.

Al finalizar el período, podemos devolverlo, recomprarlo a valor de mercado o extender el plazo.

Beneficios del sale and lease back

1. Obtenemos liquidez con activos propios

Aunque los créditos son una de las formas de financiamiento de una empresa más populares, en muchas ocasiones no tenemos la posibilidad de acceder a ellos porque no tenemos la capacidad de dar las garantías que nos solicitan.

También puede ocurrir que sí podamos recurrir a un crédito, pero en nuestros planes a corto plazo no es tan viable como una operación de leaseback. Incluso, podríamos tener ciertos activos de los que esperamos deshacernos en el futuro y no estaría mal que se tradujesen en liquidez inmediata.

Independientemente de cuál sea la razón, a través del sale and lease back podemos cambiar nuestros activos por efectivo mientras aún se mantienen productivos en nuestro negocio.

2. Cubrimos las necesidades y obligaciones en el corto plazo

Si estamos en una situación complicada, como tener que pagar determinados compromisos sin tener los recursos, siempre podemos acceder a esta fuente de financiamiento. Es una manera de utilizar nuestros activos para sobrepasar un mal momento y continuar creciendo.

3. No perdemos oportunidades de negocio por falta de liquidez

Existen oportunidades que no se repiten dos veces y que no podemos desperdiciar.

Si la falta de liquidez es un problema y no podemos acceder a un crédito, ya sea por el tema de las garantías o porque no es aplicable para lo que necesitamos, el leaseback es nuestra oportunidad.

4. Aprovechamos las ventajas del arrendamiento puro

Al acceder a este modo de financiamiento también estamos accediendo a la figura del arrendamiento puro, lo que nos lleva a gozar de dos de sus principales beneficios: las cuotas a pagar se consideran como gastos deducibles (reduciendo la carga fiscal) y tenemos la oportunidad de devolver el activo una vez finalizado el período, lo que nos permite cambiarlo por uno moderno y mantenernos en la vanguardia.

En Engen Capital te ofrecemos el arrendamiento lease back, una modalidad de financiamiento que te permite convertir tus activos en liquidez, sin que ello implique dejar de utilizarlos.

Sabemos que, muchas veces, tu negocio puede no contar con los recursos necesarios para enfrentar inversiones o pagos. En Engen Capital te ofrecemos una alternativa de financiamiento que te permite obtener liquidez y mantener tus procesos productivos y flujos de trabajo intactos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *