El crédito modera su caída y pronto verá tasas positivas

crédito tasas positivas; tasas de interés estables

En 2021, el crédito de la banca múltiple se contrajo 7.9% real, siendo su primera caída desde el 2009 y la más significativa desde 2011. Por sectores, la caída fue generalizada en el agropecuario, industrial y los servicios, lo que se dio mientras la economía observaba cierto rebote.

El principal segmento del crédito es el comercial. Si su tendencia reciente se extiende a lo largo de este año, éste empezaría a reportar tasas positivas desde el primer trimestre. Lo anterior porque vemos un marcado cambio de dirección en este crédito: en diciembre cayó 2.2% real anual, mientras que en abril de 2021 caía 13.7%.

En 2022, el crédito total crecería 7.0% real, insuficiente aún para salir por completo de la caída de 2021. Es necesario que el crédito crezca más de 10% real anual, a fin de financiar la inversión y el crecimiento económico. 

El año pasado, el crédito de la banca múltiple representó 20.5% del PIB, sin cambios importantes por cuarto año consecutivo. A pesar de esto, se compara positivamente contra su mínimo relativo de 11.0% de 2004. Sin embargo, está muy lejos de su máximo histórico de 34.7% de 1994.

Cartera vencida y tasas de interés estables

La noticia positiva es que la cartera vencida se mantiene y no ha sido afectada por la crisis de 2020. La cartera vencida comercial está en 1.5%, la de consumo en 3.9% y la hipotecaria en 3.4%. La cartera vencida no representa un problema para la economía.

Las tasas de interés cobradas por los bancos no han subido en esta coyuntura de alzas en las tasas de política monetaria y del mercado de dinero. La tasa Banxico se ha elevado desde 4.00% en mayo del año pasado hasta el actual 5.50%, mientras que la bancaria se movió desde 11.0% hasta solo 11.1% en diciembre.

La tasa de interés del segmento comercial, cuyo portafolio representa casi dos tercios del total, se ubicó en 6.71% en diciembre. Por varios meses consecutivos, esta tasa es negativa en términos reales. En una economía que no crece mucho, no hay espacio para que la banca eleve sus tasas de interés. En 2022, éstas se elevarían solo moderadamente.

Accede al estudio completo en nuestra sección de Estudios Económicos de Engen Capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.