3 cosas que debes saber para entender el leasing

Especialmente en tiempos de incertidumbre, muchas empresas que quieren crecer no cuentan con los recursos económicos necesarios para adquirir nuevos activos que permitan optimizar el desempeño de sus operaciones. Al respecto, el leasing o arrendamiento puro permite acceder a equipos de vanguardia sin el riesgo de descapitalización.

Ahora bien, aunque se trata de un modelo de financiamiento con grandes beneficios para las organizaciones, vale la pena conocer en detalle los principales aspectos sobre el arrendamiento puro.

Pilares fundamentales del leasing

El leasing en México se ha posicionado como una de las principales modalidades de financiamiento de activos. Sin embargo, para saber si es lo que tu empresa necesita, te invitamos a conocer los aspectos más relevantes en torno a esta solución financiera:

1. ¿Cómo funciona el leasing?

El leasing consiste en un tipo de arriendo que permite a una empresa acceder a equipos y maquinaria por un tiempo determinado a cambio del pago de cuotas de forma periódica. De este modo, no resulta necesario realizar una gran inversión para adquirir estos activos. 

Además, al finalizar el contrato, el arrendatario tiene la opción de comprar los bienes utilizados al valor de mercado del momento, extender el plazo del servicio (con la opción de renovar los activos) o dar por finalizado el acuerdo.

2. Principales ventajas del leasing

Las empresas que hacen uso del leasing acceden a una serie de beneficios, entre los que destacan:

  • Acceso a activos necesarios para un mayor crecimiento sin la necesidad de realizar una gran inversión.
  • Mayor liquidez, al realizar pequeños pagos mensuales.
  • Se elimina el riesgo de obsolescencia al no ser propietarios legales del activo, pudiendo renovarlo con cada nuevo período.
  • Las rentas por pagar son deducibles.
  • El IVA se paga durante el plazo del contrato, y no de una vez, como sí ocurriría al comprar el activo. Esto, sin duda, se traduce en una mayor liquidez para la empresa y permite una mejor planificación financiera.

Es importante destacar que el arrendamiento puro nos otorga una gran ventaja tributaria al permitirnos la deducibilidad del pago total que se hace por el activo, mientras que, el leasing financiero solo nos permite deducir los intereses del monto de a pagar.

3. Acceso a facilidades de pago

Además, con el arrendamiento puro y el leasing financiero de Engen Capital puedes acceder a dos servicios de gran valor:

  • ProgressPayments: facilita la adquisición de activos con proveedores externos. Engen Capital gestiona los pagos de los anticipos, los cuales constituyen el monto total a traspasar en el contrato de leasing.
  • SimplyBuy®: permite agrupar las compras de múltiples activos por un período de hasta 90 días. Al concluir, los montos se unifican y se traspasan a un solo contrato de arrendamiento.

Leasing: potenciando el crecimiento de las empresas

Al comprender cómo funciona el leasing es evidente que se trata de una excelente alternativa de financiamiento para aquellas empresas que no cuentan con el capital necesario para incorporar nuevos activos a sus operaciones cotidianas, reduciendo significativamente los costos que esta acción demanda.

De esta forma, podemos sacar un gran provecho del leasing, ya que al renovar este servicio de forma periódica podemos acceder permanentemente a equipos y maquinaria de vanguardia que resultan imprescindibles para alcanzar un mayor rendimiento en nuestras operaciones.

En Engen Capital, líderes en lo que aleasing en México respecta, ofrecemos el arrendamiento puro que tu empresa necesita, con múltiples beneficios y facilidades de pago que favorecen la salud financiera de tu negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.