¿A qué empresas les conviene el arrendamiento financiero?

En el objetivo de alcanzar un mayor crecimiento en el mercado, contar con activos de vanguardia es clave para mejorar la eficiencia operativa. En este escenario, el arrendamiento financiero se presenta como una interesante alternativa de financiamiento para alcanzar este propósito, sin el riesgo de descapitalización presente en operaciones de compra con recursos propios.

¿En qué consiste el concepto de arrendamiento financiero?

El capital de trabajo de una empresa juega un rol fundamental en el objetivo de mejorar el desempeño de sus actividades. Sin estos recursos, difícilmente una organización puede alcanzar un mayor rendimiento.

Aquí, el arrendamiento financiero se presenta como una solución clave al permitir a las empresas acceder a los activos que necesita a cambio de un pago mensual durante el plazo definido en el contrato (usualmente períodos de mediano y largo plazo). 

Además, al término del contrato las organizaciones pueden adquirir el activo a través de un valor simbólico, ya que las rentas van costeando el valor del equipo.

En la misma línea, vale la pena precisar que el contrato de arrendamiento financiero entrega una serie de beneficios, entre los que destacan:

  • Permite una mayor liquidez en la empresa, pues no es necesario hacer una gran inversión para acceder a determinados activos.
  • El pago del IVA corre por cuenta del arrendador, es decir, la entidad financiera dueña del activo.
  • Se deduce la totalidad de los intereses reales como un gasto financiero.
  • El arrendatario pasa a ser propietario fiscal del bien arrendado.
  • Se otorgan alternativas de pago flexibles y personalizadas, dependiendo de cada empresa.
  • Se elimina el riesgo de descapitalización, ya que se pactan cómodas rentas para incorporar los activos necesarios.

¿Qué empresas se pueden ver especialmente beneficiadas del arrendamiento financiero?

Este medio de financiamiento es clave para potenciar el capital de trabajo de una empresa y lograr la adquisición de nuevos equipos o maquinaria de forma rentable y cómoda, ya sean vehículos, maquinaria pesada requerida en procesos productivos o barcos, entre muchas otras opciones.

Luego de un período de alta inestabilidad como consecuencia de la pandemia, muchas compañías han visto reducir drásticamente sus ingresos. De hecho, se estima que 8 de cada 10 empresas mexicanas vieron caer en un 50% sus ingresos, dificultando su capacidad de compra de activos que permitan mantener un camino de crecimiento y expansión en el mercado. 

En este escenario, el arrendamiento financiero aparece como una real solución de financiamiento para compañías que necesita incorporar activos de gran valor.

Además, el concepto de arrendamiento financiero se adapta muy bien a las necesidades de las empresas que necesitan trabajar de forma permanente con equipos de alta vanguardia para ofrecer las mejores prestaciones a las personas. 

Este es el caso de las instituciones de saludque, en su propósito de entregar un mejor servicio a sus pacientes, buscan incorporar equipos médicos de última tecnología que entreguen las mayores funcionalidades posibles para una mejor realización de diagnósticos, exámenes y operaciones. 

El contrato de arrendamiento financiero facilita lo anterior, sin el riesgo de caer en la descapitalización, una preocupación constante en un mercado en el que aún existe incertidumbre.

En Engel Capital nos destacamos por ser líderes en ofrecer alternativas de financiamiento para las empresas mexicanas. Entre nuestros servicios incluimos el arrendamiento financieroque representa una solución confiable y flexible para que cualquier tipo de organización pueda acceder a los activos que requiere para su crecimiento de manera conveniente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.