¿Qué estrategias de financiamiento aplicar en una empresa?

La elaboración de estrategias de financiamiento juega un rol clave en el éxito de una empresa. Por esta razón, es muy importante definir qué ideas y acciones deberemos seguir para obtener de manera eficiente los recursos necesarios para cumplir nuestros objetivos.

¿Qué es una estrategia de financiamiento?

Consiste en establecer métodos a seguir para financiar de manera óptima los diferentes planes y proyectos de una organización, ya sea utilizando recursos propios, externos o una combinación de ambas alternativas.

La elaboración de estrategias de financiamiento requiere de un profundo conocimiento de la situación económica de nuestra organización, adaptándose a los objetivos comerciales y capacidad de pago.

En este sentido, el sector financiero ofrece diferentes opciones de financiamiento para una empresa según el plazo en que desarrolle sus estrategias:

  • Corto Plazo. Corresponde a las fuentes de financiamiento que ofrecen soluciones de liquidez inmediata, que usualmente se utilizan para solucionar temas operativos como el pago de nómina o la compra de insumos. Los compromisos de pago no suelen abarcar más de un año. El factoring es un gran ejemplo de este tipo de alternativas.
  • Largo Plazo. Los instrumentos de financiamiento de esta categoría se pactan a más de 365 días y suelen solicitar garantías. Representan una solución ideal para el desarrollo de proyectos de una empresa como, por ejemplo, abrir una nueva sucursal o adquirir activos de alto costo. El arrendamiento financiero es una de las opciones más utilizadas en esta categoría.

Habiendo aclarado qué es una estrategia de financiamiento y su importancia para las organizaciones, resulta pertinente entender algunas buenas prácticas para optimizar la obtención de recursos.

¿Cómo optimizar el financiamiento de nuestra empresa?

Entre las estrategias de financiamiento que podemos utilizar en nuestra empresa se encuentran:

  • Mantener en orden los documentos contables y tributarios: es esencial que toda la información financiera de una empresa esté disponible de forma ordenada. De esta forma, las decisiones se pueden tomar con todos los antecedentes necesarios sobre la mesa.
  • Buscar asesoría: tanto para el diseño de planes como para conocer en detalle los tipos de financiamiento para empresas que se encuentran disponibles, la colaboración de un asesor financiero puede resultar de gran ayuda para guiarnos por el camino correcto.
  • Conseguir financiamiento adaptado a la industria: entre las diversas opciones de financiamiento para una empresa que ofrece el sector financiero, existen instrumentos que se adaptan mejor a determinadas necesidades. Por ejemplo, el arrendamiento puro es ideal para acceder a activos que deban renovarse periódicamente, como vehículos o equipos médicos, entre otros.
  • Cotizar alternativas de financiamiento: las entidades financieras ofrecen diferentes tipos de financiamiento para empresas, por lo que resulta necesario investigar sobre las condiciones de estas soluciones para determinar cuál de ellas se ajusta de mejor manera a nuestras necesidades. 
  • Crear un fondo de emergencias: en estos tiempos de alta incertidumbre, crear un fondo de capital para financiar urgencias resulta muy apropiado.

En Engen Capital somos especialistas en entregar soluciones de financiamiento flexibles. Gracias a nuestro servicio de arrendamiento puro, las empresas pueden integrar activos de vanguardia a través de rentas, evitando el riesgo de descapitalización y con la posibilidad de renovarlos al término del período pactado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.