¿En qué consiste el plan de financiamiento de una empresa?

Uno de los aspectos más importantes de cualquier negocio es saber cómo se va a financiar, ya que, en gran parte, esto determina si nuestra empresa sobrevive o no en el largo plazo. 

El capital de los inversores y el flujo de caja son fuentes comunes para que una empresa pueda obtener los recursos que necesita, sin embargo, no todos los proyectos se pueden financiar con ese tipo de recursos. 

En esto radica la importancia de tener un plan de financiamiento claro y saber cómo proceder en cada caso.

¿Qué es un plan de financiamiento?

Básicamente, un plan de financiamiento es un documento que describe la metodología para obtener el dinero que una empresa necesita. Es el resultado del análisis financiero y la investigación de mercado. 

Las empresas pueden financiarse utilizando sus propios recursos u obteniendo fondos de bancos, inversores ángeles, inversores de capital riesgo, entre otros medios. 

El plan de financiación detalla los tipos de financiamiento para empresas a los que podemos acceder y cómo se van a emplear los fondos, lo que nos permite llevar un mejor control de las finanzas y asegurar la continuidad operativa.

¿Para qué sirve un plan de financiamiento?

Hay ciertas etapas de desarrollo de una empresa en las que el nivel de financiación requerido aumenta, y es necesario un plan adecuado que refleje la naturaleza de las operaciones. 

Por ejemplo, si estamos planeando adquirir nuevos equipos o tecnologías, nos vamos a beneficiar enormemente de contar con una estrategia de financiación que nos ayude a satisfacer las necesidades previstas. 

Pero la financiación empresarial va mucho más allá: es el método que utiliza una empresa para conseguir dinero en efectivo y pagar sus actividades diarias, el inventario, la ampliación de instalaciones, las adquisiciones, etc. 

Hay que tener en cuenta que una liquidez adecuada es un requisito esencial en todas las etapas de crecimiento empresarial, desde la formación de un negocio hasta la expansión y estabilidad. 

Dicho esto, las empresas que entienden para qué sirve un plan de financiamiento y cuentan con uno lo bastante sólido, crecen más rápido y aprovechan mejor las oportunidades. De igual modo, cuando el flujo de efectivo se ralentiza por bajas en las ventas o momentos de dificultad económica, saber cómo elaborar un plan de financiamiento hace la diferencia para ayudarnos a estabilizar la liquidez. 

¿Cómo elaborar un plan de financiamiento?

Elaborar un plan de financiación consiste en crear una lista exhaustiva de las necesidades y aspiraciones financieras de la empresa. Para ello, se debe responder a preguntas como: 

  • ¿Cuánto capital necesitamos? Por ejemplo, si tenemos una empresa de transporte y queremos aumentar la capacidad de la flota en un 10%, el plan de financiación debe especificar los fondos necesarios para cumplir este objetivo. 
  • ¿A qué tipos de financiamiento para empresas podemos acudir?
  • ¿Cuándo necesitamos los fondos?
  • ¿Cómo vamos a saldar la deuda?
  • ¿Cuáles son los costos fijos y variables de la empresa?
  • ¿Cuál es la rentabilidad esperada?

Una vez reunida esta información, podemos comenzar a explorar las mejores fuentes de financiamiento, teniendo en cuenta el estado de la economía, la capacidad de endeudamiento de la empresa y el rendimiento (costo frente a beneficio). 

El plan de financiación debe actualizarse al menos una vez al año para reflejar los cambios en las condiciones del mercado y las nuevas necesidades de la compañía. 

En Engen Capital somos expertos en soluciones de financiamiento. Ofrecemos a tu empresa acceso al capital que necesita para seguir creciendo, junto con trámites eficientes y asesoría personalizada. Cuenta con nosotros para guiarte en el proceso de elegir una fuente de financiamiento y potenciar el desarrollo de tu empresa. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.