Fuentes de financiamiento externas: ¿Cuál elegir?

Ya sea para afrontar obligaciones financieras, como para realizar una inversión o hacer uso de un bien en particular, muchas compañías recurren a fuentes de financiamiento externas. 

Lo importante aquí consiste en que nos fijemos cuáles son las necesidades de nuestra organización y, tras elaborar un análisis, elijamos la alternativa más conveniente.

¿Cuáles son las opciones de financiamiento para una empresa?

De acuerdo con la Encuesta Trimestral de Evaluación Coyuntural del Mercado Crediticio, presentada por el Banco de México para el periodo octubre-diciembre de 2021, los actores a los que acudieron las firmas en este país para obtener recursos durante el último trimestre del año pasado han sido las siguientes:

  • Proveedores: 60.9%.
  • Banca comercial: 33.9%.
  • Otras empresas del grupo corporativo al que pertenece la compañía y/o la oficina matriz: 14.8%.
  • Banca de desarrollo: 2.1%.
  • Banca domiciliada en el extranjero: 2.9%.
  • Emisión de deuda: 0.7%.

¿Cuáles son los tipos de financiamiento empresarial?

Ya hablamos de las instituciones a las que recurren las organizaciones para obtener recursos necesarios. 

Ahora, es momento de que conozcamos algunos modelos de financiamiento empresarial a los que podemos acceder:

Arrendamiento puro

Esta variante nos permite utilizar uno o más equipos durante un tiempo determinado, abonando una renta mensual, la cual es deducible de impuestos. 

Una vez que finalice el plazo, contamos con la posibilidad de extenderlo o comprar el bien (o algún otro que se ajuste más a lo que precisemos en ese momento). 

Además del beneficio que significa descontar este importe de nuestra carga impositiva, este sistema nos otorgarámayor liquidez para afrontar otros gastos o inversiones y, a su vez, es clave para que contemos con tecnología de vanguardia sin tener que adquirir un producto a un costo elevado. 

De hecho, cuando se vence el contrato, podemos arrendar uno mejor para no caer en la obsolescencia.

Arrendamiento financiero

Se trata de otra de las opciones de financiamiento para una empresa en la que debemos pagar una renta fija mensual para hacer uso de un activo. 

A diferencia de la anterior, esta alternativa solo nos da la posibilidad de deducir los intereses reales del monto a abonar y la depreciación del bien.

No obstante, también nos permite inyectar liquidez y registrar el equipo en nuestro balance como activo, sin tener que pagar el IVA, el cual queda a cargo del arrendador.

Crédito empresarial

Mediante un crédito empresarial estamos en condiciones de utilizar diversos activos que son financiados por una compañía. 

Al contar con la posibilidad de concentrar todas las deudas en únicamente acreedor, se posiciona como la mejor elección para las grandes compañías que necesitan arrendar varios equipos.

Asimismo, esta opción ofrece la oportunidad de estar bajo un mismo esquema de pagos, el cual puede ser fijo o escalonado. Se trata de una variante flexible para obtener liquidez.

Fuentes de financiamiento externas: ¿cuál es la más conveniente?

No existe una respuesta para esta pregunta, sino que la opción ideal a elegir dependerá de las necesidades que posea cada organización. 

Por ello, es interesante que conozcamos más ventajas de recurrir a fuentes de financiamiento externa y los servicios de Engen Capital: una firma experta en soluciones de financiamiento integral de activos estratégicos. 

Ingresando al sitio web de la compañía, podemos conocer más detalles de los distintos tipos de financiación disponibles y optar por la alternativa más acorde a lo que buscamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.