Todo lo que debes saber sobre el arrendamiento financiero

Durante los últimos años, el arrendamiento financiero se ha convertido en uno de los principales mecanismos para acceder maquinaria, equipo y todo tipo de activos que las empresas requieren para ejecutar sus operaciones e impulsar su crecimiento.

Se trata de una modalidad de financiamiento que, además de facilitar la adquisición de activos sin descapitalizar el negocio, aporta una serie de beneficios de incalculable valor. Veamos en detalle en qué consiste y cómo puede ayudar a tu negocio a crecer. 

¿Qué es arrendamiento financiero?

Un contrato de arrendamiento financieroes aquel mediante el cual una entidad arrendadora pone a disposición de un arrendatario (personas morales o físicas con actividad económica) bienes tangibles a cambio de un pago mensual. Al finalizar el periodo pactado, podemos ejercer la adquisición del activo a través de un pago simbólico.

México se ha caracterizado por ser un terreno favorable para este esquema de financiamiento, permitiendo adquirir diferentes activos en sectores o áreas como:

  • Maquinaria.
  • Tecnología.
  • Transporte.
  • Salud.
  • Energía.

Ahora bien, más allá de la definición general de este mecanismo de financiamiento, vale la pena precisar que existen diferentes tipos de arrendamiento financiero, como:

  • Arrendamiento de capital: usualmente, el contrato de arrendamiento corresponde a la vida útil del activo y no se puede cancelar. Se trata como una venta a efectos fiscales.
  • Arrendamiento apalancado: se usa para financiar activos grandes como equipos ferroviarios, aviones, maquinaria pesada y plataformas petroleras. Al ser de costo excesivamente alto, hay ocasiones en que el arrendador no puede financiar e involucra a un tercero en la operación: el prestamista que se hará cargo del activo arrendado.
  • Venta y arrendamiento: la compañía propietaria del activo lo vende al arrendador, que a su vez lo arrienda al vendedor para que pueda continuar utilizándolo a cambio de rentas. Se conoce mejor como lease and sale back.

Cabe señalar que el arrendador adquiere la condición de propietario legal, es decir, se hace cargo del cumplimiento del IVA; mientras que el arrendatario pasa a ser el propietario fiscal, registrando el activo en el balance, por lo que los intereses y depreciación del período son deducibles de impuestos.

Características de un plan de arrendamiento financiero

Además de permitir la compra de un activo mediante un pago simbólico y darle la calidad de propietario fiscal al arrendatario, esta modalidad de financiamiento de activos empresariales posee características muy definidas que la convierten en un producto único. Veamos las principales: 

  • Financiamiento antes de IVA, es decir, no asumes (como arrendatario) el cargo financiero derivado del impuesto.
  • Estructuras de pago hechas a la medida.
  • Financiamiento de maquinaria y equipo especializado nuevo o usado, con términos flexibles en lo que respecta a plazos (1 a 7 años), formas de pago, moneda de financiamiento, etc.
  • Oportunidad de cancelación y compra anticipada.
  • La renta mensual cubre el valor original del activo, más la carga financiera y los gastos adicionales estipulados del contrato, como instalación, servicio aduanal, impuestos, derechos de importación, etc.
  • Tratamiento fiscal de arrendamiento financiero. Esto implica beneficios tributarios como deducción de los intereses al pagar, entre otros que veremos más adelante. 
  • Se considera un pasivo financiero, incrementando así el impacto sobre el apalancamiento financiero.

Todo lo anterior deriva en beneficios importantes para las empresas, independientemente de su tamaño o actividad económica que desarrolle.

Ventajas del arrendamiento financiero

El beneficio principal de esta modalidad de financiamiento de maquinaria y equipo especializado radica en que permite adquirir activos sin realizar grandes inversiones, evitando descapitalizaciones y mejorando el manejo de liquidez.

Algo de suma importancia si consideramos que la falta de dinero para cubrir gastos operativos es una de las principales causas de quiebra y, actualmente, una de cada cinco empresas mexicanas se enfrenta a “altos riesgos de liquidez” a causa de la pandemia, según informe de la agencia calificadora Moody’s

Para comprender mejor las posibilidades que nos ofrece este mecanismo de financiamiento, veamos en detalle algunas de las principales ventajas del arrendamiento financiero

Beneficios fiscales  

Como ya lo señalamos, la propiedad contable y fiscal es del arrendatario, permitiendo deducir tanto la depreciación real (es decir, sin considerar la inflación) como los intereses reales derivados de las rentas.

Favorece la planeación financiera

Además de permitirnos adquirir los activos mediante un esquema de financiamiento a plazos, nos ayuda a mejorar la planificación financiera porque ofrece esquemas de pago flexibles (mensuales o trimestrales, adelantados, vencidos, nivelados, crecientes, decrecientes, estacionales o cíclicos).

Adicionalmente, debemos tener en cuenta que el arrendamiento financiero libera las garantías exigidas en otros tipos de créditos cuando se utiliza para refinanciar deudas previas. Un claro ejemplo de ello lo constituyen los créditos de la banca tradicional, en los cuales se suele requerir de hipotecas industriales. 

Gracias al arrendamiento financiero podemos usar nuestros propios activos para refinanciar dicho préstamo dejando como garantías determinadas maquinarias o equipos, lo que permite liberar la hipoteca industrial, que suele contemplar bienes muebles e inmuebles.

Modernización del inventario de activos

Como el contrato de arrendamiento financiero nos facilita la adquisición de todo tipo de maquinaria y equipo especializado, independientemente de la marca y ubicación geográfica, podemos acceder a activos de vanguardia y, con ello, incrementar la competitividad en las operaciones cotidianas.

Al final, estas ventajas del arrendamiento financiero derivan en mayores índices de rentabilidad y productividad empresarial, impulsando los negocios en el competitivo mercado moderno. 

¿Cuál es la diferencia entre arrendamiento puro y financiero?

En líneas generales, un arrendamiento hace referencia al contrato entre dos partes:

  • Arrendador: ofrece un bien en renta.
  • Arrendatario: tiene el uso y goce del bien a cambio de una renta.

Con fundamento en el grado de los riesgos y beneficios derivados de la propiedad del activo, se clasifican en:

  • Financiero/capitalizable: se transfieren al cliente todos los riesgos y beneficios asociados a la propiedad.
  • Puro/operativo: no se transfieran dichos riesgos y beneficios al cliente, es decir, los asume la entidad financiera.

Específicamente, en el arrendamiento puro pagamos una renta mensual (deducible de impuestos) por el goce y uso de los equipos durante el período de contrato y, una vez finaliza, tenemos la opción de comprar el activo, devolverlo o extender el plazo del arriendo, con la posibilidad de renovar los activos.

Luego, hay diferencias sustanciales frente al arrendamiento financiero que vale la pena conocer:

Arrendamiento puroArrendamiento financiero
Permite deducir el 100% la renta, es un gasto operativo.Permite deducir la depreciación y los intereses reales.
Al finalizar el contrato podemos comprar el activo al valor justo de mercado de ese momento.La compra al finalizar el contrato se hace solo por un valor simbólico reducido. 
Permite financiar maquinaria y equipo (M&E) comerciales y/o de alta obsolescencia.Admite el financiamiento de maquinaria y equipo especializado.
La propiedad fiscal y contable es del arrendador.  La propiedad fiscal y contable es del arrendatario.
La depreciación del activo la registra el arrendador. La depreciación del activo la registra el arrendatario.
El escudo fiscal se acelera, se deduce más por el monto de las rentas.El escudo fiscal se mantiene igual. 
Se considera parcialmente un pasivo fuera de balance, porque se registra como deuda en los registros contables, salvo el valor residual estimado, el cual queda fuera del balance.Se considera un pasivo financiero, por lo que aumenta su impacto sobre el apalancamiento financiero.

Como podrás darte cuenta, la principal similitud entre ambos tipos de arrendamiento (financiero y puro) es que la propiedad legal del activo siempre es del arrendador y que los pazos del contrato son flexibles (entre 1 a 7 años). 

Por lo demás, no es acertado decir cuál es la mejor opción basados en la diferencia entre arrendamiento puro y financiero. Las dos opciones son una excelente modalidad de financiamiento y ofrecen posibilidades de crecimiento mediante maquinaria de alta calidad; la decisión entre elegir una o la otra depende de las características y necesidades específicas de cada empresa.

¿Qué es más conveniente? Arrendamiento financiero vs. otros mecanismos de financiamiento

Existen diferentes formas de financiamiento de una empresa en México, como el crédito bancario, los préstamos particulares y la compra de contado con capital propio, pero ¿son más convenientes que el arrendamiento financiero? Veamos caso a caso:

Crédito bancario

Esta opción de financiamiento nos permite comprar los activos directamente al fabricante o distribuidor autorizado, asumiendo los costos de intereses, seguros y financiamiento en general establecidos por la entidad bancaría.

Aunque los intereses se pueden deducir como gasto financiero, bajo este esquema de financiamiento deberás pagar el IVA (no es parte del financiamiento) y asumir los costos asociados a la propiedad legal y fiscal del activo. Sin embargo, puede ofrecer plazos de pago más amplios y permite la compra de cualquier bien, incluidos los inmuebles. 

No obstante, debemos tener presente que los requerimientos para acceder al crédito bancario pueden ser un poco más altos que los exigidos para firmar un contrato de arrendamiento financiero.

Comprar los bienes (recursos propios)

Para muchos empresarios, esta podría ser la mejor opción a la hora de adquirir activos porque no hay que pagar costos adicionales. Sin embargo, presenta algunas desventajas frente al arrendamiento financiero

La primera tiene que ver con el costo de la inversión inicial, que suele ser alto y conlleva un gran riesgo de descapitalizar el negocio, comprometiendo la liquidez.

Por otra parte, está el hecho de perder los beneficios tributarios asociados al arrendamiento y, como propietarios, tenemos que asumir los gastos inherentes a la propiedad, como la depreciación.   

Es importante evaluar muy bien los pros y contras de adquirir los activos con capital propio, aun cuando se tengan recursos de sobra, pues hay ocasiones o industrias en las que resulta más viable el arrendamiento financiero o el puro, como en el caso de la adquisición de equipos para el sector salud (principalmente, por el riesgo de obsolescencia). 

Préstamos de particulares

Los préstamos de inversionistas particulares a cambio de un porcentaje de interés pueden ser una buena opción. Sin embargo, continúan siendo un pasivo al que hay que darle el respectivo tratamiento fiscal y contable, asumiendo el pago del IVA. 

Además, es muy importante evaluar bien las tasas y condiciones de financiamiento, para no incurrir en endeudamientos costosos. 

Son diversos los casos de éxito del arrendamiento financiero que dan cuenta de los beneficios de este mecanismo de financiamiento, el cual puede representar la opción más conveniente para adquirir activos sin necesidad de invertir grandes capitales, contraer obligaciones crediticias muy altas ni perder los beneficios tributarios asociados a este esquema.

Por otra parte, debemos tener en cuenta que en el arrendamiento financiero no solo cuenta la tasa de interés a la hora de evaluar las alternativas disponibles en el mercado, ya que cada entidad tiene características únicas.

En Engen Capital entendemos las necesidades y desafíos del entorno productivo. Por eso consideramos los requerimientos de cada cliente para diseñar esquemas de pago a la medida de sus necesidades, brindándoles acceso a activos claves para sus procesos productivos sin que ello ponga en riesgo la estabilidad del negocio.

¿Para qué tipo de empresas es mejor el arrendamiento financiero?

La variedad de activos a los que podemos acceder mediante el arrendamiento financiero es muy amplia. De acuerdo con un informe de la calificadora de riesgo HR Ratings, el portafolio de esta modalidad de financiamiento y del arrendamiento puro, incluyen desde equipo náutico, hasta mobiliario y equipo de oficina, maquinaria industrial, equipo médico, etc. 

Además, es transversal a todas las industrias, siendo la del transporte una de las más representativas, aunque comercio, salud, energía, construcción, tecnología, minería, telecomunicaciones, maquinaria y alimentaria también juegan un papel importante en lo que a arrendamiento financiero respecta.

Para determinar con mayor profundidad el nivel de conveniencia de este esquema de financiamiento, hay que evaluar la capacidad de inversión inicial en los activos y cómo podría comprometer la liquidez del negocio en el corto, mediano y largo plazo. 

En ese sentido, vale la pena precisar que el arrendamiento financiero resulta muy conveniente cuando la proyección de ingresos que generará el uso del bien es mayor a los costos de renta. Lo mismo sucede si planeamos utilizar el activo por varios años, con un bajo riesgo de obsolescencia y depreciación, porque al final del contrato podemos ejercer la opción de compra e incorporarlos a nuestro patrimonio. 

Un gran ejemplo de arrendamiento financiero es la empresa de alimentos que requiere una procesadora de pulpa de frutas de gran capacidad para ampliar su capacidad productiva.

Al ser un activo bastante costoso, cuya vida útil es relativamente larga y su nivel de depreciación bajo, pero que se va a usar de forma intensa durante varios años, es muy conveniente adquirirlo mediante este esquema con el fin de comprarlo a un precio más bajo una vez finalice el contrato, haciendo que su adquisición no conlleve riesgo de descapitalización (pues se paga a través de rentas).

Siguiendo este mismo ejemplo de arrendamiento financiero, ¿qué hay de los vehículos para distribuir el producto? Considerando que su nivel de depreciación y riesgo de obsolescencia es muy alto, en este caso es más conveniente apoyarnos en el arrendamiento puro, que brinda la opción de devolverlos o renovarlos al finalizar el contrato.

¿Dónde acceder al arrendamiento financiero en México?

En Engen Capital queremos ayudarte a potenciar tu empresa con esquemas de financiamiento flexibles y que responden a la realidad de cada negocio.

A través del arrendamiento financiero, en Engen Capital te ayudamos a impulsar tus proyectos con financiamiento en tecnología, flotillas de vehículos, infraestructura para generación de energía, equipos de manufactura, procesamiento y manejo de materiales, barcos de servicio y mucho más. 

Con casi 30 años de experiencia en el mercado, manejamos activos por más de 35 mil millones de pesos, lo que nos permite actualmente tener en el portafolio más de 5,000 clientes en México, ayudándolos a concretar sus proyectos de crecimiento y expansión.

Ya sea que tu empresa opere en el sector de transportes, salud o minería, entre otros, en Engen Capital ponemos a tu disposición los recursos que necesitas para potenciar las operaciones en tu negocio, incrementando su competitividad y productividad gracias a activos de vanguardia.

Recuerda que, más allá de entender qué es arrendamiento financiero, es importante destacar que su importancia está dada por la facilidad con que nos permite acceder a activos productivos, facilitando la ejecución de las estrategias de crecimiento gracias a estructuras de plazo y pago flexibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.