¿Cómo saber cuándo renovar el equipo médico de tu clínica?

En el sector de la salud, el equipo médico es un activo indispensable para ofrecer a los pacientes una atención de calidad. Pero, ¿cómo saber cuándo ha llegado el momento de renovar los equipos en una clínica? Estas son algunas señales a considerar:

1. Aumento significativo en el número de pacientes

El equipo de consultorio médico suele tener una larga vida útil, pero el uso ininterrumpido puede acelerar su desgaste. Por lo tanto, es probable que la frecuencia del mantenimiento aumente si no tenemos suficientes activos para dar abasto a un mayor volumen de pacientes. 

Invertir en equipos con una mayor capacidad operativa nos ayudará a manejar el incremento en las atenciones sin tener que asumir el riesgo de fallas mecánicas. 

2. Problemas en procesos cotidianos

Si notamos que el personal no puede atender a todos los pacientes con la misma rapidez, debido a falta de equipo médico, es una señal de que necesitamos ampliar nuestro rango de activos para mantener la productividad y optimizar el trabajo del personal.

3. Mejoras en la tecnología

Las soluciones de vanguardia permiten a los profesionales de la salud mejorar la precisión de sus diagnósticos, simplificar intervenciones y, en definitiva, mejorar la experiencia de los pacientes.

Por eso, si existe una nueva tecnología que pueda beneficiar la eficiencia de la consulta (como los dispositivos de salud digital), puede que sea el momento de renovar ciertos equipos.

4. Ergonomía, marca o diseño

Hay ocasiones en las que es necesario renovar el equipo de consultorio médico por motivos ergonómicos, de marca o estéticos. Por ejemplo: 

  • Los equipos no encajan con la decoración de la clínica o su apariencia deteriorada transmite una mala imagen.
  • Los equipos son difíciles de manipular o desplazar.  
  • El mantenimiento de equipos médicos es demasiado costoso, siendo más conveniente optar por el reemplazo.

5. Software obsoleto

A medida que los fabricantes lanzan al mercado nuevos modelos, los más antiguos dejan de ser una prioridad y son descontinuados. Esto implica que el software de nuestros equipos dejará de recibir actualizaciones y su funcionalidad quedará limitada, además de que será más difícil acceder al mantenimiento de equipos médicos que necesitamos. 

Renovar los equipos es fundamental en estos casos, así evitaremos problemas de compatibilidad con nuevas tecnologías.

Renta de equipo médico: una solución conveniente para seguir a la vanguardia

Aunque actualizar los equipos es necesario para incrementar la competitividad y brindar a los pacientes un mejor servicio, la compra de equipos nuevos o reacondicionados puede ser inviable debido a los altos costos que ello representa. 

En cambio, con la renta de equipo médico podemos acceder a las máquinas que necesitamos de manera rentable, con beneficios fiscales para reducir la carga tributaria.

En Engen Capital ofrecemos soluciones de arrendamiento de equipos para clínicas y centros de salud que se adaptan a las necesidades de cada empresa, además de brindar esquemas de pago flexibles.

Con este mecanismo, no hace falta realizar grandes inversiones iniciales para incorporar los activos necesarios. Además, al finalizar el período pactado en el contrato podemos elegir entre ejercer el derecho a compra, devolverlos o reemplazarlos por un modelo más reciente. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.