Descubre las diferencias entre el leasing y el leaseback

El leasing y el leaseback son algunos de los mecanismos de financiamiento más populares en la actualidad, dada la flexibilidad y posibilidades que otorgan a las organizaciones, siendo ideal para aquellas empresas que necesitan adaptarse rápidamente a los cambios del mercado.

Aunque ambas alternativas son beneficiosas, mantienen ciertas diferencias que vale la pena conocer. En función de nuestras necesidades, una opción puede ser más adecuada que la otra, por lo que es conveniente conocer la diferencia entre el leaseback y el leasing para elegir el mejor camino.  

¿Cómo funciona el leasing en México?

El leasing, o arrendamiento puro, es un mecanismo que permite a las empresas adquirir activos productivos sin necesidad de fuertes inversiones iniciales. Esto, a través del pago de rentas a la compañía arrendadora, la cual nos cede el uso de los equipos o maquinaria en cuestión, durante un tiempo determinado.

Ahora bien, una de las principales características del leasing en México es que podemos renovar los activos al final del contrato, lo que nos permite evitar el riesgo de obsolescencia. 

Todas las condiciones y cláusulas quedan pactadas en un contrato que va desde los 2 hasta los 7 años.

Características

  • El activo arrendado sigue siendo propiedad del arrendador.
  • No hay que invertir grandes cantidades en la compra de equipos, por lo tanto, neutralizamos el riesgo de descapitalización.
  • El arrendamiento también nos ofrece beneficios fiscales, como la posibilidad de deducir las rentas como gastos, aligerando la carga tributaria.

¿Cómo funciona el Leaseback? 

También llamado Sale & Lease Backes un tipo de financiamiento en el que una empresa vende sus activos a una compañía, la cual le permite seguir utilizándolos a cambio del pago de rentas.

Los acuerdos de arrendamiento leaseback suelen estar estructurados con un plazo y un valor residual, lo que significa que el arrendatario paga una renta fija y, luego, tiene la opción de comprar el activo 

Características

  • La empresa recibe liquidez inmediatamente después de vender, que puede usar para pagar deudas, hacer adquisiciones o invertir en otras áreas. 
  • El Sale & Lease Back mejora el flujo de caja e inyecta la liquidez a la empresa mediante el arrendamiento del activo sin dejar de usarlo.

Leasing vs. Leaseback: ¿qué alternativa elegir?

Tanto el leasing como el leaseback son modelos de financiamiento que nos permiten potenciar las operaciones, aunque ambos responden a necesidades distintas.

El leasing, en la actualidad, se alza como el mejor camino para incorporar activos productivos que deben ser renovados periódicamente, siendo ideal para que empresas de múltiples áreas puedan potenciar operaciones.

Por otra parte, si necesitamos de liquidez inmediata para solventar inyectar capital de trabajo permanente, pagar créditos de alto costo, el arrendamiento leaseback es la solución. Básicamente, venderemos un activo, pero seguiremos usándolo mientras obtenemos recursos de forma inmediata. 

En Engen Capital ofrecemos soluciones de leasing y leaseback que se adaptan a las circunstancias particulares de cada negocio, proporcionando la versatilidad necesaria para evolucionar al ritmo del mercado. 

A través de esquemas de pago flexibles, te ofrecemos acceso a los activos que tu negocio requiere para fortalecer sus operaciones. De igual forma, podemos brindarte la liquidez que necesitas para enfrentar tus compromisos, a cambio de activos que, al término del contrato, puedes comprarlo, extender el plazo o devolverlo y renovarlo.

Con Engen Capital, accede hoy al financiamiento que necesitas para fortalecer las operaciones en tu compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.